Cómo aplicar FIFO y LIFO a la gestión de tus e-mails

Estamos viviendo la era de la conexión. Esto suena muy bonito pero en realidad es una gran pesadilla tener que gestionar cientos de correos cada semana o incluso día. Lo malo de los e-mails es que en realidad representan las prioridades de terceros y no las tuyas. http://ift.tt/1fcggmy

Deja un comentario